Espinas y Mariposas

Este es un blog de poesías, cuentos, fantasías... Quimeras y utopías...

Mi foto
Nombre: ♥ஐMaría Cieloஐ♥
Ubicación: Ciudad de Mendoza, Mendoza, Argentina

Para desvestirme, elijo la rúbrica... Como ropa, el papel; y para pelear contra el mundo, una pluma...

lunes, 21 de septiembre de 2015

μελαγχολία

······· Te escribo a vos; sí, a vos, que has entrado a leer esto en un momento cualquiera y sin motivos aparentes... Que quieras reconocerte, al menos. Te escribo porque sé que todavía me leés; que, a veces, todavía me pensás. Te escribo porque mi niño duerme y en instantes efímeros como este, mi vida actual parece lejana y aletargada, como un dragón que resopla en sueños pero que no alcanza a despertar. 
······· Te escribo para contarte que aún te pienso. Muchas veces. Más de lo que me gustaría, de hecho. Muchas veces me he sorprendido recordándote cuando no debiera... Pero, ¿por qué el "no deber"? Porque el tiempo ha pasado: porque lo nuestro no funcionó, porque ya no somos nada, porque ya nunca hablamos - ni siquiera hemos (o has) dejado abiertas las puertas de la comunicación -. Porque somos otros. Más grandes. Y nunca fuimos eternos, ni aún antes de rendirnos. Pero aún así, lo hago. 
······· A veces te veo cruzar como un fantasma frente a mí, a través de mí; y me pierdo en humos de pasado, cuando éramos nosotros, en vez de vos y yo. Y me siento estúpida... Porque la sociedad, la vida, el devenir me han llevado a no poder pensar así, a no poder pensar en eso, a no poder pensar en vos. Ya estoy en otra parte; ya estoy con otro en un lazo ineludible, ya soy madre y crío una exacta porción de mí para la posteridad: una posteridad en la que deberé enseñarle a centrarse y no divagar... Como yo lo estoy haciendo ahora.
  ·······  Pero si algo puedo decirte en este mensaje tan claro y directo por el que transcurren tus ojos (apuesto mi vida a que lo están haciendo), es que si te pienso... No te pienso como persona. No te pienso como el hombre que sos ahora; ni siquiera como el pedazo de hombre que perdí. No. Ya no sos un hombre en mi mente. Sos un arlequín esquivo, vestido de añoranza, que transcurre por los rincones de mis recuerdos. Sos la melancolía, la saudade de un tiempo perdido. Sos la encarnación de un tiempo perfecto, de noches tibias y reconfortantes: la avidez del peligro de los años jóvenes, la aventura de un porvenir incierto pero prometedor, la ventaja de un tiempo jamás vencido. Te pienso... Como el monstruo voraz que una vez me tragó y me escupió en una época dorada que jamás va a volver, donde todo era nuevo; donde, cuando algo dolía, lo hacía de un modo exquisito y no agobiante; donde la pasión era cierta. Allá lejos.
·······  Más de diez años, ya. 

1 Comments:

Blogger Nemesis said...

Hoy recordé mi blog. Recordé el tuyo también. Y me parece increíble que ya hayan pasado tantos años.

martes, noviembre 03, 2015 10:54:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Contador de visitas